Carrito de compra

Cerrar carrito

Mi primer línea de productos

Así comenzó mi primera línea de productos......
Cuando salí de la Universidad no tenía ni idea de que iba a hacer de mi vida, sabía que quería trabajar primero fuera de mi ciudad natal pero en mi primera y única entrevista de trabajo sólo te puedo explicar con una palabra como me fue, una CATASTROFE TOTAL!!!.
 
Fui a una entrevista para la compañía Kellogg's, todo iba muy bien hasta que hicieron está pregunta: ¿Me podrías mencionar algunos de los cereales que manejamos? No pude mencionar ni un solo cereal, ninguno se me vino a la mente, literal me quedé en blanco.......OBVIAMENTE no me dieron el trabajo!!!
Siempre he amado los aromas, el olor a tierra encerrada de una bodega, el olor a pino, el olor a rosas incluso el olor a perro mojado son aromas que dejaron marcada mi infancia PERO cuando conocí una tienda llena de barras enormes de jabón, al entrar no sabía que me llamaba más si el tamaño de los jabones, los colores, los aromas o el saber que la empresa tenía como filosofía reutilizar  envases o incluso ayudar a comunidades rurales, siiii todo eso en un solo lugar, ahí fue donde descubrí mi primer amor, mi hobby! Aún tengo un pedazo de jabón que compre en esa tienda y un perfume en base aceite.
Nació primero la línea clásica y como nada tenía que ver mi carrera (soy Administradora) con el rubro cosmético pues tuve que empezar más abajo de cero, me dedique a buscar proveedores por medio de la sección amarilla, SIIII LOS LIBROS!!! Conseguí cursos en línea pero pues nada que ver con lo que hoy te topas y conocí a dos proveedores del D.F. obvio por teléfono! quienes fueron mi guía: Paty y Miguel!!!
Comencé con las cremas, seguido por los geles de ducha y luego los exfoliantes, lo último q aprendí a elaborar fueron las lociones (lo más fácil pero para mí fue lo más difícil en ese momento), después fue decidir los ingredientes que iba a utilizar y de aquí parten miles de detalles: etiquetas, diseño, envases, ufff ya ni recordaba todo lo q pasé pero el sello tenía que ser la FRAGANCIA.
¡Y COMIENZA LA AVENTURA! Una aventura que duró un año en establecerse, una aventura que conllevo muchos detalles, mucho aprendizaje y miedos pero el hecho de estar súper joven me dió un valor extraordinario...hoy en día mi línea clásica no tienen nada que ver con aquella de hace años, lo cual me hace muy feliz por qué poco a poco nos hemos convertido en aquella tienda de barras de jabón grande y fascinantes aromas, con ideologías y metas a alcanzar tomando nuestro propio sello ¿qué si hemos batallado en abrirnos camino? Por supuesto que ha sido difícil pero seguimos firmes y llenos de convicción, dispuestos a ofrecer productos naturales, libre de químicos para la piel y el medio, un producto elaborado con amor pero también con conciencia.